Patologías que Afectan la Espalda

Patologías que Afectan la Espalda:

En Las patologías que afectan la espalda encontrará una descripción general de los diferentes problemas que pueden afectar a cualquier parte de la espalda o a toda la columna vertebral.

Estos incluyen trastornos que pueden involucrar muchas otras partes del cuerpo;

Como la osteoporosis o la artritis reumatoide, así como problemas específicos de la espalda, como desviaciones de la columna vertebral.

Retos para la espalda

La espalda es una estructura compleja de elementos entrelazados que le aportan flexibilidad y fuerza.

Sin embargo, esta complejidad también implica que el mal funcionamiento de una zona puede repercutir en otra.

Así, a veces un problema de espalda afectará solo a una parte de esta y, otras veces afectará al conjunto.

Muchas afecciones de la espalda pueden deberse a problemas relacionados con la columna o pueden estar causadas por una enfermedad más generalizada.

De este modo, cuando acuda al especialista con cualquier tipo de dolor de espalda;

El galeno considerará la posibilidad de que el problema no sea específico de la columna.

Desviaciones y degeneración: Patologías que afectan la espalda

Entre las enfermedades que pueden afectar a cualquier parte de la espalda están aquellas en las que las curvas normales de la columna han quedado deformadas.

Estas afecciones incluyen curvaturas anormales que pueden ser congénitas o haberse desarrollado con posterioridad.

Los huesos individuales de la columna también pueden verse dañados por los efectos degenerativos del desgaste y el desgarre de las articulaciones.

Esto se conoce como “osteoartrosis” y, con el tiempo, puede afectar a casi cualesquiera articulaciones más utilizadas en el cuerpo.

Casi todas las personas mayores padecen algún grado de osteoartrosis, aunque quizá no presenten síntomas.

Otra categoría de las patologías que afectan la espalda: incluye aquellos en que los huesos de la columna (junto con otros huesos del cuerpo) pierden densidad y, por tanto, son más propensos a deterioros y fracturas.

La osteoporosis, la más conocida, es una causa muy importante de dolor de espalda entre las personas mayores.

Inflamación e infección:

Algunos de los trastornos que afectan a toda la espalda son parte de una enfermedad inflamatoria generalizada que afecta a otros sistemas del cuerpo.

Este grupo de enfermedades incluye las enfermedades autoinmunes;

En las que el mecanismo de defensa natural del cuerpo ataca sus propios tejidos;

como en la artritis reumatoide, y la espondilitis anquilosante y causa una inflamación generalizada y a menudo dolores que inhabilitan a quien los sufre.

La esclerosis múltiple es otra enfermedad autoinmune que afecta las trasmisiones nerviosas en todo el cuerpo y puede repercutir en la espalda.

Es poco común, pero el espacio entre las vértebras en cualquier parte de la espalda puede verse infectado por las bacterias.

Esta infección se denomina “espondilodicitis”. En esta enfermedad, los gérmenes normalmente llegan a la espalda desde otra parte del cuerpo a través de la circulación sanguínea.

A veces, las bacterias pueden introducirse en la zona espinal tras una operación quirúrgica.

Presión sobre la médula espinal

Ciertas afecciones pueden ejercer presión sobre la médula espinal o afectarla de alguna manera;

Lo que ocasiona dolor constante y a menudo repercute en el funcionamiento de esta vía nerviosa principal del cuerpo.

Entre las principales causas de los problemas de la médula espinal están el ictus medular y los tumores, benignos y malignos.

 Grave pero poco común: Patologías que afectan la espalda

Hay un grupo de trastornos que pueden afectar a cualquier parte de la columna (y a veces a otras partes del cuerpo), entre ellos algunos problemas potencialmente graves que por suerte también son poco comunes.

Dentro de esta categoría las enfermedades principales son el ictus medular, los tumores en la columna y la esclerosis múltiple.

Ictus medular

La mayoría de las personas asocian un ictus con un problema que afecta al cerebro, pero también puede implicar a la médula espinal.

Afortunadamente, el ictus medular es poco común, afecta a unas doce personas por cada cien mil en estados unidos cada año a la edad media de cincuenta y dos años.

Un “ictus”, también denominado “infarto medular”, cuando afecta a la médula espinal, es un episodio en el que un vaso sanguíneo y los tejidos adyacentes quedan dañados;

Ver productos que cuidan la espalda

Ya sea por una falta de oxígeno en la sangre como resultado de un coágulo sanguíneo (ictus isquémico) o, con menor frecuencia, por una hemorragia (ictus hemorrágico) a causa de un edema.

Un ictus medular se produce súbitamente y puedes desencadenar diversos síntomas, dependiendo de la parte de la columna afectada.

A menudo se produce una parálisis súbita que puede causar incontinencia o, si el ictus ha ocurrido en la parte superior de la espalda, afectar a la respiración.

Si sufre cualquier parálisis repentina o pérdida de control de la vejiga o del intestino.

Llame inmediatamente a su especialista o acuda a un hospital.

La herramienta de diagnóstico más importante en estos casos es la resonancia magnética (RM), unida a una exploración física, un análisis de sangre y el estudio del historial médico.

Tumores medulares

 Un tumor es un crecimiento anormal de las células que puede ser maligno, y en este caso tiene la capacidad de extenderse a otras partes del cuerpo, o benigno.

Los tumores benignos no se extienden a tejidos en otras partes del cuerpo, pero, dependiendo de su localización, pueden causar problemas graves, incluida la parálisis.

Los tumores pueden comenzar en la columna. Si es así, se denominan “primarios”;

pero, con mayor frecuencia, se extienden a ella (metástasis) desde un tumor en otra parte del cuerpo: son los tumores “secundarios”.

El efecto directo de ambos tipos de tumores en la espalda es que el crecimiento anormal bloquea el funcionamiento de los vasos sanguíneos;

Los nervios medulares y las vértebras, dependiendo de su localización y naturaleza.

 Como consecuencia, los síntomas tal vez varíen, pero pueden incluir una pérdida de sensibilidad en brazos y piernas;

Así como un dolor de espalda que se va haciendo más intenso, que no se alivia con analgésicos y que continúa al acostarse, también pueden aparecer incontinencia o debilidad muscular y espasmos.

Si siente cualquier de estos síntomas contacte de

Inmediato con su especialista de cabecera, porque cualquier daño ocasionado puede ser permanente si no se trata a tiempo.

La aparición de un dolor de espalda constante en cualquier persona que haya tenido cáncer en el pasado también debería informarse al especialista a la mayor brevedad posible.

El diagnóstico se realiza a través de una exploración física, seguida de radiografías, resonancia magnética, análisis de sangre y análisis de líquido cefalorraquídeo (LCR).

Esclerosis múltiple

Esta enfermedad, conocida como “EM”, afecta a unas trecientas mil personas en Estados Unidos y cerca de 23000 en México, y al rededor del doble de mujeres que hombres.

Es una enfermedad autoinmune, que normalmente sobreviene entre los 20 y los 40 años;
Y en la que la capa de mielina que rodea los nervios queda dañada, lo que afecta a la transmisión de señales nerviosas eléctricas.

Por desgracia, la enfermedad va empeorando, aunque puede ocurrir de forma muy gradual y a menudo hay periodos de

Remisión, durante los que no aumenta la gravedad de los síntomas.

La esclerosis múltiple puede afectar a distintas partes del cuerpo, siendo una de ellas la médula espinal, y uno de los síntomas comunes es el dolor en la parte baja de la espalda.

También se puede experimentar el fenómeno de la silla del barbero.

El “abrazo de la esclerosis múltiple” o “faja de la EM” es un síntoma específico que hace parte de las patologías que afectan la espalda;

Quienes sufren describen como un dolor muy intenso y aplastante alrededor de toda la parte superior del torso.

Ver video sobre el arco de la vida

 

El fenómeno de la silla de barbero

 También conocido como el “fenómeno de Lhermite”,

Se trata de una sensación como de una puñalada, una especie de corriente eléctrica que recorre la columna desde la nuca cuando se dobla el cuello hacia adelante;
Como el movimiento que se haría para permitir al barbero cortar o recortar el cabello de la nuca.

 

La sensación también afecta a los brazos y las piernas. Por surte, solo dura uno o dos segundos.

 

Normalmente, la causa es la presión en la médula espinal que:

A su vez, puede ser una consecuencia de la esclerosis múltiple, la espondilosis cervical, una hernia de disco, un tumor o incluso un déficit de vitamina B12.

 

Consulte de inmediato a su especialista de cabecera sí experimenta este tipo de molestias o dolores.

Esto se debe a que los músculos intercostales (los que están entre las costillas) sufren espasmos. Acuda al especialista rápidamente si experimenta las Patologías que afectan la espalda.

El abrazo de la esclerosis puede aliviarse con relajantes musculares y analgésicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora
×

¡Hola!

Bienvenido a Quirolística, estamos para ayudarte.

×